Tu respiración, un secreto para estar más saludable.

“La respiración es la inteligencia del cuerpo” TKV Desiksachar

Esta frase me parece muy acertada, nuestra respiración es parte fundamental de nuestro cuerpo. Para empezar sin ella estaríamos muertos. Desde que nacemos y tomamos nuestro primer suspiro en el llanto que soltamos la respiración nos acompaña. Pero damos por hecho algo que tiene gran impacto en nuestro ser. Si supiéramos el poder que tiene la respiración tendríamos más control de nuestro cuerpo y de nuestras emociones. Observa y analiza por un momento como el cambio en nuestro cuerpo impacta nuestra respiración. Si estamos asustados nuestra respiración se ve afectada, si estamos tranquilos nuestra respiración es más suave y calmada. Cuando nos ponemos nerviosos nuestra respiración se entrecorta y cuando podemos calmar la respiración podemos relajarnos.

Vemos como la respiración puede cambiar también la manera en que nos sentimos, podemos crear un espacio de tranquilidad y relajación, podemos bajar el nivel de estrés de nuestro sistema nervioso. Pero antes es importante consultar como nuestra anatomía impacta la respiración. Los órganos del cuerpo de la respiración son los pulmones, el diafragma y nuestra caja torácica. Al entrar por nuestras fosas nasales el aire viaja hacía los pulmones por nuestra garganta y expande nuestra caja torácica, inflando los pulmones y bajando el diafragma para crear espacio y este viaje se hace viceversa al exhalar. Pero que pasa cuando no le damos suficiente espacio a nuestro cuerpo para respirar, entonces estamos respirando con mucha menos capacidad y nuestro cuerpo empieza a tener deficiencias. Estas deficiencias vienen desde sentirte cansado o hasta crear enfermedades.

Entonces, ¿cómo podemos cambiar esta mala respiración? Muy sencillo practicando una respiración consciente. Trata de observar tu respiración a lo largo del día y cuando sientas cansancio o sientas mucho estrés, detente un momento y empieza a expandir tu respiración. Estira tu columna para tener un mayor espacio. Puedes contar cuando dura tu inhalación y tu exhalación y puedes empezar a hacerlas más largas. Inmediatamente esto impactará en como te sientes. Puedes hacer esta misma práctica cuando te sientas triste, enojado, acelerado o cualquier emoción que tengas.

Lo importante es saber que tu respiración es una herramienta que puede crear un estado más estable emocional y físicamente.

En el yoga toda nuestra práctica esta enfocada a la respiración, a ligar la respiración al movimiento. Esto crea que nuestros pulmones se entrenen a crear espacio. A que el oxígeno llegue a todas las células de nuestro cuerpo, regenerándolas y dándoles mucha circulación. Esta es una de las razones por las cuales el yoga sana y cuida el cuerpo, dándole longevidad y salud integral, desde lo básico que es respirar.

Te invito a que respires con conciencia y que tengas en tus manos esta increíble herramienta que nuestro sabio cuerpo nos proporciona.

Crea tu Sankalpa

Un secreto para hacer la vida que tú quieres es tener una visión bien definida.

En esta sesión te ayudo a crear tu intención de vida para que puedas CREAR la Vida que tú quieres.

En el yoga un Sankalpa es una frase positiva como afirmación que te ayudará a alinear tu vida y ser más feliz.

 

Establece tu INTENCIÓN

Al inicio de cada práctica de yoga fijamos una intención la cual guía nuestra experiencia en el tapete. Nos mentalizamos a que cada esfuerzo y cada gota de sudor este enfocada a esa intención. Tu intención puede ser muy variada desde una meta en específico, hasta una actitud que quieras cambiar. Puedes enfocarte en la práctica y fijar una postura a la que quieras llegar, puedes visualizar un meta a corto o largo plazo, establecer una mejor alimentación, hacer más ejercicio, menos corajes, más actitud positiva, en fin tu ponle el nombre. Establecer una intención nos da la oportunidad de estar más presente y consciente. Esto nos enfoca y clarifica nuestro camino, y no solo el de nuestra practica si no en la vida. Si transferimos esta intención a nuestra rutina le ponemos un poco de sabor y actitud a nuestros quehaceres.

 

La intención nos da habilidad de practicar la concentración. Ya que al momento que están en la postura sudando y temblando rectificas tu atención hacía aquella intención, te concentras y desaparece la desesperación y el dolor físico. Esa es la maravilla del yoga que a parte de ser una actividad física vigorosa te enseña a calmar tu mente , aliviar el estrés, a concentrarte y a ser una persona más consciente.

 

Los jugadores profesionales de cualquier deporte fijan intenciones en cada juego o competencia. Se visualizan ganando y triunfando y este estado de la mente ayuda a que se mantengan alerta y enfocados en el momento presente.

 

El establecer intenciones en nuestros días nos ayuda a saber hacia donde vamos. Haz una prueba; escribe un intención al inicio de tu día por una semana. Y al final de cada día escribe que fue lo que te distrajo de tu intención y trata de no desviarte de esa intención. Si ese día no fue muy satisfactorio hacía esa intención repítela el día siguiente enfocándote en no sacar de foco esa intención. Al final de tu semana recuerdo que bien se siente estar en contacto con tu intención y tener un objetivo en mente. Te da un sentimiento de satisfacción y te permite seguir fijando metas y lograrlas. No importa cuantas intenciones fijes, mientras te visualices logrando eso que te propusiste tu cuerpo y tu mente trabajarán en sintonía y lograrás tu meta.

 

El objetivo principal es darte cuenta que lo importante es el camino no la meta final, el disfrutar cada paso que des y enfocarte a vivir cada viaje conectado con tu interior.

 

Los dejo con varios pensamiento sobre la intención de Deepak Chopra:

“La intención es el punto de inicio de cada sueño. Es el poder creativo que llena todas nuestras necesidades, sean de dinero, relaciones, despertar espiritual o de amor. Todo lo que sucede en el universo inicia con la intención. Cuando decido comprar un regalo, mover mis dedos o llamar a un amigo, todo comienza con la intención.

 

Una intención es un impulso de consciencia que contiene la semilla del objetivo a crear. Al igual que las semillas verdaderas, las intenciones no pueden crecer si te aferras a ellas. Solamente cuando sueltas tus intenciones en el fértil campo de la consciencia, entonces pueden crecer y florecer.”

 

 

Namasté